Poner lavadoras: Los errores más clásicos.

lavadoras

Poner lavadoras es una tarea que puede convertirse en un rompecabezas: la cantidad de detergente adecuada, la mezcla de prendas distintas, los colores, tejidos de la ropa…

Siempre te quedarán cuestiones sin resolver y puede que lo estés haciendo mal.

En Alsako presentamos soluciones para problemas cotidianos muchas veces desconocidos y que te solucionaran parte de la vida diaria. No somos el genio de la lámpara pero podemos darte trucos para que no te tires de los pelos en las tareas que más odies.

Es por eso que revisaremos los errores más típicos en relación a las coladas:

1. Cantidades ingentes de detergente

Muchos piensan que a más jabón ropa más limpia. Es una de las mentiras más extendidas en el mundo del hogar. Un exceso de detergente crea una masa de espuma dentro de las lavadoras que hace que la suciedad como las pelusas o la tierra queden por encima del nivel de agua y así impiden que la ropa pueda aclararse del todo. Así, la suciedad se queda en una gran pompa y la ropa no se acaba de limpiar nunca.

Se recomienda, por tanto, usar entre un tercio y la mitad del cacito dependiendo de lo sucia que éste la ropa que vamos a lavar.

2. Llenar la ropa, pero en orden

Puede parecer una estupidez ya que tal cual tenemos el cubo de la ropa sucia lo metemos dentro de la lavadora creando una masa de ropa que no nos detendremos a mirar. Pues sí, esto es un error. La ropa más sucia tendría que ir al final y si se echa el detergente directamente en la ropa cuando el agua sale se corre el riesgo de que éste no se disuelva y que todo el proceso pase a ser algo inútil.

3. Disolver el detergente

Si le preguntas a tu madre: ¿Puedo mezclar esto con esto? Te dirá que con agua fría no te preocupes pero dejamos de lado una pequeña cuestión. Hay algunos detergentes que no se disuelven bien con el agua fría, sobre todo los detergentes en polvo. Si quieres prevenir antes que apartar una masa blanca de algo parecido a un montón de pasta de dientes de tu ropa, busca detergentes que se lleven bien con el agua fría. Lee las etiquetas por una vez en tu vida.

4. Separar es ganar

Lo de separar por color seguro que lo habrás olvidado gracias a los papelitos esos que absorben las pérdidas de colores pero ojo, no te olvides de separar por materiales. Por ejemplo, ropa de licra como mallas o leggings mezcladas con un polar o un jersey puede que te salgan las mallas llenas de pelusa. También recuerda no mezclar algodón con toallas.

5. Sobredosis de mimosín

El olor a suavizante seguramente te recordará a tu mantita de cuando eras pequeño. Y nos encanta pero el suavizante a veces puede dañar la tela. Sobre todo ojo con las toallas ya que reduce su absorción.

El suavizante, además, puede quedarse en las lavadoras y manchar la ropa. Para no tener problemas añade la mitad del cacito durante el ciclo de lavado y olerá bien.

 

Estos son algunos de los errores más frecuentes en la colada de gran parte del mundo. Si creías que ya dominabas el arte del lavar, puedes corregir algunos aspectos para que tu ropa dure mucho más y para alargar la vida de tus lavadoras.

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta