Lavadoras y colada: Eliminar olor a humedad en tu ropa

6a74224b9dc971e8b423b669f93178a5

En tus lavadoras semanales, sacas la ropa húmeda, la tiendes o la pones en la secadora, la doblas y al olerla ni rastro del relajante olor a suavizante ¿verdad?

Nos ha pasado a todos, el olor a humedad se ha apoderado de nuestra colada y no nos gusta nada. Es algo habitual sobre todo en invierno y meses lluviosos con humedad en el ambiente. Este olor a veces solo se queda en algún jersey gordo o toalla pero puede acabar impregnando toda nuestra ropa y hacernos perder un montón de tiempo. Hoy os daremos algunos trucos para eliminar este desagradable olor, tratar el problema desde el principio puede ayudarnos a ahorrar mucho tiempo así que vamos a ver: 1. En el caso de que el olor se haya hecho con todas nuestras prendas podemos volver a introducirlas en la lavadora y en lugar de usar detergente haremos la siguiente mezcla natural: Un vaso pequeño de vinagre de manzana, una taza de bicarbonato y medio vaso pequeño de zumo de limón. También puedes añadirle suavizante para conseguir el olor que buscabas en un principio. 2. Por otro lado, si hay una sola prenda con malos olores, haz lo mismo pero poniéndola toda la noche en remojo. No hace falta que hagas una lavadora entera para esa prenda, economizar en lavadoras también te ayudará a ahorrar. Una vez haya estado en remojo toda la noche, lavamos esta prenda a mano o la sumamos a alguna de nuestras coladas. 3. Para olores poco intensos podemos probar de doblar las prendas ya secas y poner bolas de algodón humedecidas con una mezcla de agua y bicarbonato. Las dejamos reposar unas dos horas y comprobamos si el olor se ha eliminado. En invierno, los malos olores son más frecuentes ya que cuesta más que la ropa se seque por si sola y los ambientes son más húmedos. ¿Cómo podemos evitar que nuestras lavadoras sean inútiles? Os damos algunos trucos para evitar estos olores:

  • Colocar las prendas: Lo más recurrente es que la humedad se acumule en las partes de más grosor de la ropa. Dobladillos, puños o cuellos son la fuente del mal olor ya que tardan más en secarse, incluso la ropa gruesa de por sí como las toallas también es propensa a oler más. Para evitarlo tenderlas bien nos ayudará a que no quede ninguna parte doblada donde se acumule la humedad.

  • Tender al momento y aprovechar las horas de sol: Ya sea primavera, verano, otoño o invierno, dejar la ropa dentro de las lavadoras es una de las principales fuentes de mal olor. Si la tendemos al momento nos aseguramos que no saldrá de la lavadora oliendo mal. Además podemos aprovechar las horas de Sol para que seque más rápidamente, sino, podemos usar la calefacción en invierno.

  • Ropa sucia, húmeda en el cesto: Venimos del gimnásio y metemos toda la ropa y toallas a presión en el cesto de la ropa sucia. Estas prendas pueden ser las grandes culpables de la humedad del resto de la colada. Si secamos las prendas de deporte antes de mezclarlas con el resto de prendas, al lavarlas ya no olerá todo mal des del principio.

  • Guardar la ropa seca, en sitios secos: Es un círculo vicioso, si guardamos la ropa en sitios húmedos, el olor persistirá. Las toallas tendrían que ir fuera del baño ya que ahí siempre hay humedad por el vapor.

  • Si la ropa que metemos en las lavadoras huele a humedad, con una tacito de vinagre blanco en el cajetín de la lejía lo podemos eliminar fácilmente.

  • Si el olor viene de las lavadoras, programando un lavado corto con un par de tazas de vinagre podemos lavar su mecanismo para que deje de desprender malos olores.

Estos son los consejos de Alsako para sacar el máximo partido de nuestras lavadoras y ahorrar problemas típicos. Para saber un poco más sobre este tema, los de Colada Perfecta tienen trucos para todos los tipos de manchas así que os recomendamos visitar su página.

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta