Secadoras: La solución para la ropa encogida

secadoras

Las secadoras y las lavadoras, mal usadas, pueden hacer que se nos encoja nuestro jersey favorito o unos calcetines. Hoy vamos a ver algunos trucos caseros para resucitar la ropa encogida.

Es típico encontrarnos con la ropa más pequeña. Ya sea por el tejido o porque hayamos programado mal el lavado o el secado. Veremos los trucos más clásicos e infalibles para revivir esas prendas que más queremos.

Truco 1. El suavizante

Es el truco más conocido popularmente. Metemos la prenda en un barreño, echamos 1 litro de suavizante cada 4 litros de agua y la dejamos en remojo durante 24 horas. Posteriormente, se aclara la prenda y se tiende sin escurrirla. No funciona con todos los tejidos pero se puede probar ya que es efectivo en muchos casos.

Truco 2. Para pantalones

Este truco consiste en echar en un recipiente una cuarta parte de agua templada y una cucharada sopera de champú para bebés. Se puede usar acondicionador normal. Sumergiendo los pantalones en el agua, lo dejamos en remojo durante algunas horas.

De mientras con un papel fino, situamos unos pantalones que nos vayan bien y dibujamos el contorno. Se pone el papel en el suelo y escurriendo los pantalones previamente los colocamos encima del papel.

Estiramos los pantalones hasta que lleguen a la largada que estamos buscando. Si están muy tiesos podemos usar vapor de plancha para que se ablanden y se estiren mejor.

Finalmente, ponemos objetos pesados en los bordes cubriendo la silueta. Esperamos a que se sequen y ¡voilá! En este caso mejor no ponerlas en las secadoras.

Truco 3. Es raro pero es efectivo

Es de los trucos menos conocidos. Para poder desarrollarlo necesitamos más de un barreño con vinagre blanco, agua y mascarilla de pelo.

Empezamos echando agua templada en el barreño con un chorro de vinagre y marcarilla. Disolvemos la mezcla y metemos la prenda en remojo durante media hora para que los productos hagan su trabajo: suavizar la prenda y estirarla.

Luego, vamos extendiendo la ropa con las manos poco a poco, tanto de largada como de anchura. La volvemos a dejar en remojo sin pasarse de una hora. Este truco es aplicable con varias prendas a la vez pero es mejor empezar con la ropa clara para no ensuciar el agua.

Truco 4. Para lana

La lana es el tejido más difícil de revivir. Pero no lloréis, existe un truco para volver a poneros ese jersey que os regaló vuestra abuela y que pica.

Necesitamos un barreño con agua templada, una cucharada de aguarrás, una de amoniaco, dos de alcohol (no el de beber) y añadimos un chorro de detergente líquido para lavados a mano.

Ponemos el jersey en remojo durante 6 horas y una vez transcurridas estas horas aclaramos a mano con agua templada. Dejamos otra vez en remojo con agua fría y mucho suavizante.

 

Finalmente, recordad que la lana y las secadoras no son muy amigas. Y aunque las secadoras sean imprescindibles hay algunas prendas que debemos secarlas al sol o lavarlas a mano.

Esperamos ser de ayuda y que podáis salvar aquella ropa que ya estabais a punto de tirar.

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta