Verdades y mitos sobre las Secadoras

secadoras

Hay muchos que piensan que las secadoras son un gasto inútil, que maltrata la ropa y que consume demasiado. Hoy, os revelamos la verdad.

Lo que muchos no saben sobre las secadoras es que ofrecen beneficios y posibilidades a tu calidad de vida y a la economía familiar. Son mucho más necesarias de lo que pensabas y incluso en algunos hogares, este electrodoméstico es indispensable. – Tratamiento de la ropa: Durante mucho tiempo se ha pensado que la secadora evita que la ropa quede blanca, que es mejor exponerla al sol. La verdad es que la exposición larga a los rayos UV daña los tejidos y el color original. En el secado de toda la vida, la ropa blanca tiende a coger un tono amarillo y ajado. – Consumo real de electricidad: Las secadoras usan un porcentaje menor del que gastas en secar, desarrugar y planchar la ropa. El gasto definitivo de electricidad depende de las cargas que hagas por día o semana. Hay secadoras inteligentes que tienen sensores de humedad con los que se puede ahorrar mucha energía. – Consumo real de gas: El consumo de gas de las secadoras es máximo de 10 litros cada seis meses, muy poco.

¿Qué ventajas me ofrecen las secadoras?

1. Cuida las prendas. Las protege del desgaste y de la pérdida de color.

2. Ahorro de un 75% del tiempo que invertimos en el secado de toda la vida.

3. No tendremos que estar consultando la previsión meteorológica cada día para saber si se secaran esas sábanas que llevan ya dos días tendidas. Además nos aseguramos que la ropa se mantenga en buen olor, suave y sin gérmenes.

4. Las prendas más grandes se secarán también muy rápido.

5. Tendremos menos arrugas en las prendas. Facilita el planchado y en muchos casos nos lo podremos ahorrar.

6. Mantendremos el suavizante por mucho más tiempo

7. Protege la salud de los miembros de tu hogar ya que elimina ácaros, los culpables de enfermedades respiratorias. Como la secadora llega a 70ºC estos son erradicados.

 El funcionamiento de las secadoras

Lo primero que tenemos que saber es que realmente las secadoras no son tan derrochadoras como parece. La cantidad energética que necesitan es poca ya que sólo tienen que hacer girar el tambor y esto se traduce en 139kWh anuales.

La duración de los ciclos de secado solo depende de lo húmedas que estén las prendas y no dependerá nunca del volumen o del peso total de las prendas. Para ser un master de las secadoras debemos controlar los ciclos, saber cuando toca cada  ciclo.

Una secadora es una inversión de tiempo y dinero con retorno seguro. Las secadoras acostumbran a durar unos 10 años por lo que no tendremos que ir comprando. Algunos consejos para alargar estos 10 años son: No utilizar nunca para secar telas con plástico, algodón virgen, lino, lana o prendas con goma y espuma.

Trucos para ser el master de las secadoras

Escoge siempre el ciclo de secado adecuado a las telas que cargues. Los ciclos automáticos van bien porque escogen la temperatura y tiempo adecuado para cada material gracias a los sensores de humedad. Los más típicos son estos:

– Algodones: Temperaturas altas para toallas, tejanos y ropa de cama como sábanas.

– Planchado permanente: Temperatura moderada, Prendas un poco más delicadas como camisas, telas sintéticas y pantalones de traje.

– Prendas delicadas: Temperatura baja para prendas como lycra, stretch y ropa delicada.

– Lana: Sin calor, para almohadas, vestidos, peluches o deportivas.

Esperamos acercaros un poco al mundo de los secadoras, desmentir esos mitos que aún creíais y que os sea súper útil para poder hacer la colada en condiciones.

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta