¡No dejes que la secadora encoja tu ropa!

La secadora se ha convertido en uno de los electrodomésticos imprescindibles en los hogares.

secadora

Si quieres comprar una secadora, pero no sabes cuál, no te pierdas nuestra guía para ayudarte a escoger.

¿Buscas una secadora para tu hogar pero no sabes cual escoger?

No te preocupes. Dada la gran variedad de marcas y modelos presentes en el mercado, es normal que exista cierta confusión en el momento de tomar una decisión.

Sin embargo, hay algunos factores, como nuestras necesidades o nuestro presupuesto, que pueden ayudarnos a decidir. Comparamos varias marcas y modelos para que encuentres justo la secadora que necesitas y, además, te contamos algunos trucos para que le saques todo el partido. Empezamos:

Lo primero es distinguir entre los diferentes tipos de secadoras que podemos encontrar en el mercado. Así debemos tener claro que existen tres sistemas en función de cómo evacúan la humedad y el aire caliente necesarios para secar la ropa:

 

Evacuación:

Extrae el aire caliente y la humedad del interior de la máquina mediante un tubo. Por lo tanto, este tipo de secadoras cuentan con un mayor consumo debido a la pérdida de calor.

Además, requieren una instalación más compleja, ya que es necesario contar con una salida al exterior para evacuar el aire caliente. Aunque todavía pueden encontrarse en el mercado, cada vez es más raro ver secadoras de evacuación, ya que consumen mucha electricidad.

Condensación:

Las secadoras con este sistema condensan el vapor y lo convierten en agua, que va a parar a un cajón. Sin embargo, también es posible evacuarla al exterior mediante un desagüe. Es un sistema es más eficiente que el de evacuación y consume menos energía. Además, su instalación es más sencilla.

Bomba de calor:

A diferencia de los otros dos sistemas, las secadoras con bomba de calor no generan temperatura mediante una resistencia, sino que lo hacen a través  de un compresor (con un sistema parecido al de un aire acondicionado).  

Es el sistema más eficiente energéticamente  y, por lo tanto, son las secadoras que menos consumen. Suelen ser secadoras con una clasificación energética A+, A++ o A+++. Por ello, son también las más caras, pero las que más energía te permiten ahorrar en casa.

 

Una vez aclarados los diferentes sistemas presentes actualmente en el mercado, es importante conocer lo que ofrece cada marca:

 

– Secadoras AEG

AEG es una marca de electrodomésticos alemana que, durante años, ha sido sinónimo de productos de calidad. En lo referente a las secadoras AEG, cuenta con un abanico de máquinas pensado para dar respuesta a diferentes necesidades.

Así, sus modelos más económicos rondan los 385 euros. Se trata de secadoras de clase B, de 8 kg de capacidad y con un sistema de condensación. Sus productos más caros, en cambio, cuestan alrededor de 750 euros y son secadoras de clase A+++, de 8 kg y con bomba de calor.

Se trata de secadoras más eficientes y con un menor consumo energético que, además, incorporan las últimas innovaciones tecnológicas.

 

– Secadoras Balay

Balay es una marca de electrodomésticos española fundada en Zaragoza en 1947. Sin embargo, fue adquirida por la multinacional alemana BSH en 1989 y desde entonces pertenece a este grupo. Ofrece productos de calidad y sus precios son más asequibles que los de otras marcas.

En lo referente a las secadoras Balay, en su catálogo encontramos una gran variedad de modelos. Así, por ejemplo, podemos encontrar una secadora de condensación de clase B por 293 euros. Sus modelos superiores, como las secadoras con bomba de calor y con calificación energética A++ se mueven entre los 400 y los 500 euros, en función de los kilos de carga y de otras prestaciones.

 

– Secadoras Bosch

Bosch es una marca alemana de electrodomésticos que se ha caracterizado siempre por ofrecer productos de calidad y con las últimas innovaciones tecnológicas.

Como otras marcas, ofrece secadoras de clase B con condensación y otras más modernas y más eficientes. También son destacables sus modelos de gran capacidad, perfectos para familias numerosas, para los que viven en climas húmedos o para los que necesitan usar muy a menudo la secadora. Así, entre sus producto encontramos una secadora de 9 kilos, con bomba de calor y clasificación energética A++ por 936 euros.

 

– Secadoras Electrolux

Electrolux es una marca sueca que nació en el año 1901 para la fabricación de lámparas. En el año 1912 fabricó su primera aspiradora y, con el tiempo, fue ampliando su catálogo de productos.

Actualmente, es una corporación multinacional que fabrica electrodomésticos para el uso doméstico y profesional, vendiendo más de 55 millones de productos al año a clientes de 160 países.

En lo referente a las secadoras Electrolux, cuenta con diferentes modelos para dar respuesta a diferentes necesidades. Sus secadoras de clase B, por ejemplo, pueden encontrarse desde 305 euros, mientras que los modelos superiores, con bomba de calor, clasificación A++ y 8 kilos rondan los 450-500 euros, en función de las prestaciones.

 

– Secadoras Siemens

Siemens, una marca alemana de gran prestigio, cuenta con una gran variedad de secadoras. En su catálogo podemos encontrar desde los modelos más básicos (de clase B y con sistema de condensación) hasta los más sofisticados, que incorporan las últimas innovaciones tecnológicas.

Así por ejemplo, las secadoras de 9 kilos con clasificación A++ cuentan con iluminación interior, display TFT y puerta de cristal y rondan los 1.140 euros.

 

– Secadoras Teka

Teka es una empresa multinacional de origen alemán fundada en 1924. Actualmente, está centrada en la fabricación y comercialización de electrodomésticos, grifos, productos de cocina y baño, vitrificados, contenedores industriales y cocina profesional. Si nos fijamos en sus secadoras, vemos que tiene modelos muy económicos.

Así, por ejemplo, por 206 euros podemos tener una secadora Teka de evacuación y de clase menor B.  Si fijamos la vista en los modelos superiores, vemos que en su catálogo se incluyen secadoras de bomba de calor por 544 euros.

 

– Secadoras Zanussi

Zanussi es una marca italiana de electrodomésticos que, desde el año 1984 pertenece al grupo Electrolux. Se caracteriza por productos de calidad a precios más asequibles que los de otras marcas. En su catálogo podemos encontrar secadoras para diferentes necesidades y presupuestos. Así, una secadora de condensación de clase B ronda los 305 euros, mientas que podemos encontrar secadoras de bomba de calor de clase A+ por 483 euros.

 

¡Que no me encoja la ropa!

Este es el gran estigma que a lo largo de los años ha pesado sobre las secadoras. Pero ¿está justificada su mala fama? Lo cierto es que no. Quizás los primeros modelos de secadora podían provocar este efecto, pero es algo que ha quedado muy atrás en el tiempo.

Los nuevos modelos están pensados y desarrollados, no solo para que la ropa salga en las mismas condiciones en las que ha entrado, sino para que salga incluso mejor.

Marcas como Bosch, AEG o Siemens incorporan sistemas para proteger los tejidos y garantizar un óptimo estado pese a los reiterados lavados y secados.

Aún así, existen una serie de medidas que podemos tomar para conseguir que nuestra ropa esté perfecta al salir de la secadora. Éstos son algunos de ellos:

 

– Limpiar periódicamente el filtro:

En el caso de la secadora (como pasa con otros electrodomésticos, como el lavavajillas) es importante lavar periódicamente el filtro. De esta manera, podremos eliminar pelusas y restos de tejidos y conseguir que la ropa salga limpia y se seque correctamente. También conseguiremos alargar la vida de nuestra máquina.

Agrupa la ropa por peso:

Las prendas más finas se secan más rápido, mientras que las más gruesas, como albornoces o toallas requieren más tiempo. Por eso, si quieres sacar el máximo provecho a tu secadora y conseguir un mejor resultado, agrupar la ropa por peso es una buena medida. También puedes hacerlo por tipos de tejido. Por ejemplo, secando juntas las prendas vaqueras o  los jerséis de invierno.

– Aprovecha el calor:

Si realizas dos cargas seguidas, podrás aprovechar el calor acumulado durante el primer secado para gastar menos energía durante el segundo.

– Ten cuidado con determinados tejidos:

Si quieres evitar sustos, ten cuidado con algunos tejidos. No siempre es recomendable secar prendas de lino, algodón o lana, ya que podrían encoger. Tampoco la seda o las prendas muy delicadas Para mayor seguridad, consulta siempre las etiquetas de tus prendas y no pongas en la secadora las que tengan indicado no hacerlo.

– No seques zapatillas deportivas:

Las zapatillas con suela de goma o de plástico pueden ser un foco de problemas en la secadora, ya que el aire caliente puede quemar o derretir estas partes.

– No sobrecargues la secadora:

Si pones demasiada ropa con la idea de ahorrar puedes estar cometiendo un error. En primer lugar porque puede que la máquina consuma más energía y, en segundo lugar, porque la ropa no va a quedar bien seca y saldrá más arrugada.

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta