10 recetas fáciles y rápidas en horno para días de frío.

alsako-portada

Hornear es una de aquellas cosas perfectas que podemos hacer en un  día de lluvia y frío.

No te pierdas nuestras 10 recetas rápidas para cocinar este invierno.

El horno es un elemento indispensable en cualquier cocina. Permite elaborar una gran variedad de platos  y no requiere tanta atención como otros métodos de cocción, ya que podemos usarlo mientras estamos haciendo otras cosas.

Si todavía no tienes horno, te aconsejamos que corras a comprar uno, ya que si lo pruebas no podrás dejar de cocinar con este sistema. En el mercado puedes encontrar hornos Balay, hornos Franke, hornos Teka, hornos AEG, hornos Zanussi, hornos Bosch, hornos Electrolux y de muchas otras marcas.

Escoger entre tanta variedad no es una decisión fácil, pero debes hacerlo en función de tus necesidades y presupuesto. Para que descubras todo el potencial de este electrodoméstico te contamos 10 recetas fáciles y rápidas en el horno para día de frío.

¡Empezamos!

– Salmón en papillote:

Una de las ventajas del horno es que potencia los sabores y permite métodos de cocción que mantienen muy bien las propiedades de los alimentos. Una de esas técnicas es el papillote. O lo que es lo mismo, cocinar alimentos envueltos para que mantengan toda su jugosidad y textura.

Te proponemos un salmón a la papillote perfecto para días fríos y muy sencillo de elaborar. Sólo necesitas cuatro ingredientes: salmón a rodajas, limón, cebolla y mantequilla o aceite. La preparación es tan simple como untar un trozo de papel de aluminio o de horno con un poco de mantequilla o aceite.

Luego prepara un lecho con cebolla cortada y rodajas de limón y coloca encima el salmón. Añade sobre el pescado un poco más de cebolla y limón (puedes añadir también alguna hierba aromática) y ya puedes cerrar tu papillote. Al horno unos 10-20 minutos y tendrás un plato sano, ligero y delicioso.

receta-horno-salmon

Solomillo Wellington:

Es un plato perfecto para realizar una mañana lluviosa de domingo si no tienes planes, ya que es algo laborioso. Necesitas un solomillo de cerdo o ternera, mostaza, champiñones, bacon o jamón serrano, una plancha de hojaldre y chalotas o escalonias.

El primer paso es marcar el solomillo en una sartén con un poco de aceite. No se trata de cocerlo, sólo de sellarlo para que todos los jugos queden en su interior y luego no quede seco. Una vez hecho esto, lo untaremos con mostaza y lo reservaremos.

solomillo-horno

Luego, cortamos los champiñones y la chalota y lo sofreímos todo junto. Nuestro siguiente paso será montar el solomillo. Para ello, colocaremos el hojaldre sobre papel de horno.

Encima pondremos una capa de lonchas muy finas de jamón o bacon y encima de éstas la mezcla de champiñón y chalota. Cuando tengamos estas tres capas listas, pondremos el solomillo y cerraremos el hojaldre enrollado y formando un paquete. Ya tenemos el solomillo listo para hornear. 40 minutos en el horno y ¡listo para comer!

Pizza con masa de coliflor:

El horno es perfecto para la elaboración de todo tipo de pizzas. Sin embargo, os proponemos una original y sana variación sobre la receta clásica. Se trata de preparar una masa con coliflor, lo que permite reducir los hidratos de carbono, las calorías y las grasas de nuestra pizza sin alterar significativamente su sabor. Además no contiene gluten y es una excelente forma de que nuestros hijos coman verdura.

horno-coliflor

Necesitamos coliflor, huevo, tomate frito, queso mozarella y oregano. La preparación es muy sencilla. Solo tenemos que  limpiar la coliflor, quitarle los tallos y rallarla (se puede hacer con un rallador de queso o en una picadora).

Una vez rallada, la introducimos en el microondas unos minutos para cocerla ligeramente, le añadimos un huevo, una pizca de sal y el queso mozzarella rallado, lo mezclamos todo muy bien y al horno. Tendremos que colocar la masa sobre un papel de horno y darle forma con una cuchara. En unos 20 minutos a 180 grados la tendremos lista. Luego sólo resta cubrir con mozzarella, tomate rallado y los ingredientes que deseemos y hornear par deshacer el queso.

– Pollo al horno:

horno-pollo

El pollo al horno es un clásico que no podíamos dejar de incluir en nuestra selección de recetas para un días fríos. Es una receta sencilla y práctica, que nos puede sacar de un apuro y que se cocina prácticamente sola.

Tan sólo tienes que colocar un pollo entero y limpio en una fuente de horno y condimentarlo con lo que más te guste. Puedes añadir pimienta, orégano, ajo en polvo… Luego cortas una patata y la pones alrededor y lo cocinas a horno medio una hora. A media cocción puedes añadirle un chorro de coñac para darle más jugosidad y sabor.

– Pescado arropado:

Una receta clásica que siempre funciona. Es perfecta para realizar con todo tipo de pescado blanco (pescadilla, lenguado…). Sólo tienes que sofreír en una sartén cebolla y patata (como si quisieras hacer una tortilla).

horno-pescadoCuando la verdura esté más o menos a media cocción lo sacamos del fuego y lo pones en una fuente de horno. Sobre este lecho colocaremos los filetes de pescado y los untamos con abundante mayonesa o alioli. Luego, el horno hará el resto. Ponlo a 200 grados por espacio de unos 10-15 minutos y ¡listo para comer! Y delicioso.

Montaditos de berenjenas:

berenjenas-horno

Una receta perfecta para comer verdura de forma diferente. Necesitarás solo tres ingredientes: berenjenas, jamón o York y queso. Corta las berenjenas a lonchas y cocínalas a la plancha hasta que pierdan el agua. No las hagas mucho, pues se terminarán de cocer en el horno.

Después coloca en una plancha para horno una loncha de berenjena, un poco de jamón y queso y otra loncha de berenjena. Termina con un poco de queso rallado. Se pone en el horno fuerte para gratinar y ¡listo!. También puede hacerse con calabacín.

berenjenas-horno2
Pastel de patatas:

Otra receta rápida y sencilla que es una variación del pescado arropado pero con carne. Además, puedes hacerlo en el horno y sólo con cuatro ingredientes: patatas, pechuga de pollo, queso y mayonesa.

pastel-patata-horno

Corta las patatas en lonchas (no muy gruesas para que se cocinen bien) y ponlas en una fuente para horno. Coloca  encima el queso y luego el pollo cortado en filetes muy finos. Cubre todo con mayonesa y hornea unos 50 minutos a máxima potencia.

– Lasaña rápida:

lasana-horno

Una receta de lasaña rápida y sencilla. Necesitarás carne picada de ternera o cerdo (o mezcla de ambas), salsa de tomate, pasta rápida para lasaña (no hay que hervirla), bechamel (la puedes comprar ya hecha) y queso rallado. Se pone a cocer la carne picada con un poco de aceite y se sazona al gusto (pimienta, sal, orégano…).

Cuando esté prácticamente hecha, le añades la salsa de tomate y lo dejas cocinar unos minutos. Reservamos. Untamos una fuente de horno con bechamel. Encima ponemos una capa de pasta para lasaña y cubrimos con una capa de carne y tomate.

Vamos alternando capas de pasta con capas de carne hasta llenar la fuente. Cubrimos con bechamel y ponemos encima un poco de queso rallado.  Ponemos al horno (a 150 grados) por espacio de unos 15 minutos y ¡a comer!

Bocaditos de hojaldre:

Una receta súper sencilla ideal para aperitivos.  Sólo necesitarás una plancha de hojaldre, un huevo y los ingredientes que desees para el relleno (jamón york, queso, atún, sobrasada, olivas, chorizo…). Sólo tienes que pinchar la lámina de hojaldre con un tenedor (para que no suba en el horno) y cortarla en cuadraditos.

hojaldre-horno

Rellenas con el ingrediente que prefieras y lo cierras formando un paquetito. Pintas con huevo batido y horneamos a media potencia por unos 10 minutos. Perfecto para aperitivos, cenas de picoteo, meriendas saladas, comidas con amigos…

– Tarta de manzana fácil:

El horno es ideal para dulces de todo tipo. Pasteles, galletas, tartas… Por eso, queremos cerrar nuestra selección de recetas fáciles para el horno con una tarta muy sencilla pero deliciosa. Sólo necesitarás una plancha de hojaldre, 3 o 4 manzanas Golden o royal, crema pastelera (puedes comprarla ya hecha) y un poco de mermelada de albaricoque.

tarta-manzana-horno

El montaje es muy sencillo. Extiende el hojaldre y pinchalo con un tenedor, córtalo según la forma que desees. Extiende sobre el hojaldre la crema pastelera y dispone encima gajos de manzana cortados bien finitos.  Para finalizar calienta la mermelada en el microondas o en un cazo a fuego lento con un poco de agua.

tarta-manzana-horno2

De esta manera conseguiremos que tenga una consistencia más ligera. Pinta con la mermelada calentada la superficie de la tarta y hornea unos 15 minutos a media potencia. Cuando veas que el hojaldre se ha dorado y la manzana está cocinada ya puedes sacar tu tarta del horno y disfrutarla. ¡Está deliciosa!

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta