¿Cómo aprovechar el verano y las vacaciones para limpiar el frigorífico?

Cómo-limpiar-frigoríficos-Bosch

No importa si en casa tenemos frigoríficos Bosch o frigoríficos Siemens, debemos limpiarlos varias veces al año. ¿Qué tal si aprovechamos para ordenarlo, limpiarlo y dejarlo listo para la nueva temporada antes de irnos de vacaciones? En este artículo te damos las claves sobre cómo hacerlo.

Pero antes que nada sería bueno que supieses la diferencia entre los frigoríficos americanos Bosch y los frigoríficos Bosch side by side. Aunque ambos son de gran tamaño y se recomiendan para cocinas amplias y familias numerosas tienen características diferentes. Se trata de electrodomésticos con grandes prestaciones y con más similitudes de lo que podemos imaginar.

Tanto los frigoríficos americanos como los side by side tienen dos puertas. Sin embargo los primeros miden aproximadamente 90 cm de ancho y 170 cm de alto y los segundos miden 120 cm de ancho (60 cm de congelador y 60 cm de nevera) y 180 cm de alto.

Las razones para comprar este tipo de frigoríficos Balay, Siemens o Bosch son varias, entre ellas:

  • Más tamaño (almacenaje superior, ideal para compras mensuales)
  • Más orden (se pueden colocar los alimentos en sectores diferenciados)
  • Más iluminación (los puntos de luz LED no dejan rincones oscuros)
  • Más ajuste (los estantes se pueden subir o bajar)
  • Más prestaciones (cuentan con dispensadores de agua fría y hielo y permiten regular la temperatura por zonas)

El verano es tiempo de limpiar el frigorífico

Aunque a día de hoy no podríamos vivir sin un frigorífico, este electrodoméstico suele ser uno de los grandes olvidados a la hora de la limpieza. Quizás se deba a que tiene muchas cosas dentro o a que creemos que no es necesario la higiene a fondo debido a que siempre está a bajas temperaturas y las bacterias no proliferan.

Al menos una vez al año deberíamos limpiar a fondo nuestra nevera. La mejor época sin duda es el verano, aprovechando que lo dejamos “descansar” unos días durante las vacaciones. Este mantenimiento-limpieza es fundamental para garantizar la vida útil del electrodoméstico.

No se trata de desconectar la nevera, sacar todos los alimentos y pasarle un paño mojado. La limpieza del frigorífico debe realizarse con cierta planificación,  no es lo mismo tener sólo algunos alimentos a que esté llena de envases, verduras, carnes, etc.

Una buena idea es esperar a los días previos a hacer la compra (o irnos de vacaciones) cuando los estantes están más vacíos. Presta atención a aquellos alimentos que pueden perder la cadena de frío mientras estamos limpiando (los lácteos o la carne por ejemplo). Unas horas antes de la limpieza debemos apagar la nevera para poder limpiarla mejor.

Al momento de la limpieza en sí, lo más fácil es llenar de agua tibia un recipiente, añadir un poco de detergente o jabón y usar un paño o esponja. Detente en todos los rincones, retira los cajones y los estantes, no te olvides de las paredes internas ni de las puertas. Una vez que hayas terminado déjala abierta algunas horas (por ejemplo si limpias a la mañana recién cerrarla a la tarde) y después enciéndela. Puedes aprovechar para hacer la compra mientras se seca, por ejemplo (o si estás organizando las vacaciones, mientras haces las maletas).

Consejos para mantener el frigorífico en verano

Así como hacemos cambios en el armario cuando comienza la temporada de calor, debes preparar tus electrodomésticos para el verano. En el caso del frigorífico es fundamental realizar algunas modificaciones con el fin de sacarle todo el provecho, ahorrar energía y conservar tus alimentos en excelente estado.

Algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Ajusta el compartimento de la nevera a una temperatura de -4°C (así los alimentos mantendrán sus propiedades nutricionales)
  • Comprueba que la temperatura del congelador ronde los -18°C (guardamos más cosas en él cuando hace calor)
  • No metas alimentos calientes, ya que así la nevera debe trabajar más (esto también se aplica en invierno)
  • No abras y cierres las puertas continuamente (intenta guardar o sacar lo que necesites de una vez)
  • Coloca los lácteos, los alimentos elaborados y fiambres en la parte central
  • Dispón los huevos, las mermeladas, las salsas y la mantequilla en la puerta (sector que recibe menos frío)
  • Sitúa las bebidas en la parte más alta del frigorífico y otras en la puerta
  • Pon las carnes y los pescados encima del cajón de las verduras (el sitio de mejor conservación) y no olvides envolver con film o colocar en un recipiente hermético
  • Utiliza los cajones de las frutas y verduras para estos alimentos (no te recomendamos poner allí las cebollas, las patatas o los ajos, tampoco los tomates, los mangos, los plátanos ni la piña)

 

Consejos sobre cómo dejar el frigorífico cuando nos vamos de vacaciones

Si te vas de viaje unos 3 ó 4 días, puedes dejar la nevera encendida como si estuvieses en casa. En el caso de períodos vacacionales más extensos (por ejemplo una quincena o un mes) te recomendamos que selecciones el modo vacaciones que mantendrá la temperatura en 14°C continuamente. Si te vas por más tiempo (dos meses, por ejemplo) sería mejor que desconectes o apagues el refrigerador, lo dejes vacío y con las puertas abiertas.

Si ya falta muy poco para que salgas de vacaciones (al fin) además de organizar el itinerario, comprar los billetes de avión o tren, preparar la maleta y dejarle la llave a alguien para que riegue tus plantas, es fundamental que prepares tu frigorífico para tu ausencia.

Sí, así como lo estás leyendo. La nevera no puede quedar tal y como cuando estamos en casa (a menos que tus vacaciones sólo sean de un fin de semana o cuatro días). Durante tus vacaciones te aconsejamos que no dejes ningún electrodoméstico en stand by, que desconectes todos los enchufes y regletas, que dejes vacíos el lavavajillas y la lavadora y que limpies el horno, la vitrocerámica y la cafetera.

Añade todo eso a la lista de pendientes previos a tu viaje. Además debes prestar especial atención a tu frigorífico, el “rey” de la cocina (¿qué harías sin él?). Es muy importante que tengas en cuenta el tiempo que estarás fuera de casa, porque como hemos dicho antes, las medidas a considerar serán diferentes.

En cualquier caso te recomendamos que eches un vistazo a las fechas de caducidad de los alimentos. Unos días antes no hagas la compra y consume lo que tienes en la nevera (o también se lo puedes dar a un vecino, un familiar o un amigo).

Si te vas un par de semanas y tienes frigoríficos Bosch no debes preocuparte por la conservación de los alimentos que no vencerán durante el periodo de ausencia. Esto se debe a que cuentan con una tecnología llamada VitaFresh la cual la comida se mantiene hasta tres veces más que las neveras convencionales. ¡Incluso al regresar tendrás las frutas frescas tras una escapada de fin de semana!

Para estancias superiores a las dos semanas no se aconseja dejar nada en el frigorífico. Porque por ejemplo si hubiese un corte de luz todo perdería la cadena de frío y no se podría comer. Para que no sobre comida siempre puedes dejar volar tu imaginación y preparar platillos con los ingredientes que dispones.

Ya sea que te vas de viaje una quincena o más tiempo (si eres de los afortunados que tienen un mes de vacaciones o tu trabajo se puede hacer en cualquier parte del mundo) entonces no te queda otra opción que vaciar el frigorífico antes de irte. ¡Y ese es el mejor momento para limpiarlo a fondo! Como ya te hemos dicho anteriormente, aprovecha que no tiene nada en su interior y que no lo vas a utilizar durante unos días. Un consejo “de abuela” que te puede ser de mucha utilidad para no dejar el frigorífico abierto durante tu estancia: coloca un recipiente con un limón cortado por la mitad, bicarbonato o café molido, para evitar malos olores.

Si tienes frigoríficos con la opción vacaciones no dudes en usarla en vez de apagar el electrodoméstico. Recuerda que igualmente no debes dejar ningún alimento adentro porque la temperatura se quedará en 14°C. Pero si quieres conservar alguna comida te recomendamos que la coloques en el congelador, que siempre se mantiene frío y no se modifica la temperatura aún en este modo.

¿Vacaciones o viajes superiores a uno o dos meses? ¡Enhorabuena! Puedes dejar el frigorífico vacío, desconectado y con las puertas abiertas (para que no se generen hongos y malos olores por la humedad). De lo que debes ocuparte en este caso es del congelador en el caso de que no sea No Frost. Si es cíclico haz la tarea de forma manual (sólo te llevará unos minutos).

Vacía el interior del congelador, abre el desagüe de descongelación y utiliza la bandeja para recoger el agua. También te recomendamos que dejes abiertas las puertas de la nevera y que coloques unos trapos en el suelo para evitar ensuciar todo (que no te pondrás a limpiar a fondo justo ahora que sales de vacaciones). Una vez que el hielo se ha ido por completo pasa un paño o trapo para quitar la humedad y el agua restante.

En Alsako puedes encontrar todo tipo de frigoríficos americanos y side by side, así como también otros electrodomésticos importantes: congeladores, lavadoras, lavavajillas, hornos. El amplio catálogo incluye secadoras, encimeras, campanas, microondas, vinotecas, cafeteras, grifos, hervidores, tostadoras, batidoras, robots de cocina y mucho más. ¡No dudes en echar un vistazo!

 

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta