Los 11 errores al usar el lavavajillas

¿Cuáles son los más habituales errores al usar el lavavajillas?

Los 11 errores al usar el lavavajillas

Los 11 errores al usar el lavavajillas

Descubre todos los errores al usar el lavavajillas que no sabíamos hasta ahora. Actualmente los expertos indican que lavar a mano los platos es menos ecológico e higiénico que con el lavaplatos.

“Cuando los lavamos a mano gastamos mucha más agua casi sin darnos cuenta y no conseguimos una higiene tan efectiva” dice Josep Freixa, delegado de los lavavjillas y sistemas de lavado industrial Winterhalter en Catalunya, Aragón Andorra y Baleares.

Además, muchos expertos corroboran que el lavavajillas alcanza temperaturas superiores a las que soportamos en nuestras manos, y por lo tanto hay una desinfección total.

Los errores al usar el lavavajillas explicados por Alsako.

Todo esto nos convence a muchos y por ello, compramos un lavavajillas Bosch. Pero una vez lo tenemos en casa, ¿sabemos sacarle el máximo partido? ¿Colocamos correctamente los utensilios dentro? ¿Debemos usar siempre sal? ¿Cómo limpiamos este electrodoméstico?

Los errores al usar el lavavajillas que todos cometemos

A continuación, descubriréis por qué nos quedan marcas de agua en los vasos, la función real del abrillantador,…y mucho más. Sobretodo, entenderemos los errores básicos cuando lavamos con el lavaplatos. Si siempre has pensado que usas bien este electrodoméstico, prepárate para saber más sobre los errores al usar el lavavajillas:

1. Prelavar los platos con agua antes de meterlos en el lavavajillas.

No tiene sentido, pues gastaremos el doble de agua. Por otro lado, resulta imprescindible que los platos entren sin restos o residuos de comida. Una buena forma de retirar estos restos es usar lenguas de pastelería o espátulas de goma para rascar la porquería incrustada.

Los errores al usar el lavavajillas explicados por Alsako.

2. No adaptar mis necesidades al tipo de lavaplatos y número de lavados.

Lo mejor es adaptar el lavado de platos a sus necesidades. Siempre debes tener en cuenta que es más sostenible y eficiente llenarlo hasta los límites establecidos por el fabricante, que usarlo vacío.

3. Ahorrar en la compra de un lavavajillas.

Nuestras abuelas ya nos dicen que lo barato sale caro. La compra de un buen lavavajillas de calidad siempre sale a cuenta. Normalmente, un buen electrodoméstico dura más y consume menos energía. Josep Freixa afirma que: “Te puedes ahorrar 500 euros en la compra, pero obtendrás un peor resultado y más gasto en electricidad”. Siempre podemos ahorrar energía, si usas los lavados Eco en vez de los lavados con más alta temperatura.

Los errores al usar el lavavajillas explicados por Alsako.

4. El abrillantador no sólo da brillo.

Este producto, tiene dos funciones básicas y la más conocida es dar brillo a la vajilla. Reducir la cantidad de agua y que se acelere el proceso de secado es lo que normalmente sabemos. En segundo lugar, el abrillantador neutraliza el efecto del detergente si hubiera algún residuo en el aclarado.

5. No usar sal de lavavajillas en zonas con el agua muy dura.

La sal descalcificadora es obligatoria en las zonas donde el agua lleva mucha cal. Freixa explica que “Si no lo hacemos, la resistencia (elemento que calienta el agua para el lavado) se cubrirá de cal, se calentará más de lo debido, perderá efectividad,  consumirá mucha más energía eléctrica y se acabará estropeando. El resultado será también que la vajilla nos quedará peor”.

6. Apelotonar los platos y colocar los cubiertos con el mango hacia arriba.

Siempre debemos seguir la disposición que indica el fabricante de cada modelo. Los cacharros más grandes se colocarán en la bandeja inferior pues es más espaciosa. Debemos asegurarnos que los utensilios no se apelotonan, impidiendo que se laven correctamente. Es muy importante, colocar los cubiertos en su cubilete con el mango hacia abajo para un lavado correcto de las partes más sucias.

Los errores al usar el lavavajillas explicados por Alsako.

7. Nunca introduzcas copas refinadas en el lavaplatos.

En el caso de las copas finas siempre se aconseja no introducirlas. Suelen ser de cristal delicado y corren mucho riesgo de dañarse.

Los errores al usar el lavavajillas explicados por Alsako.

8. No usar nunca detergente para lavar platos a mano en el lavavajillas.

Parece una tontería, pero no es nada aconsejable que se use este tipo de detergente en el electrodoméstico. El caso es que este tipo de jabón produce mucha espuma y dificulta el proceso de lavado.

9. Introducir menaje que debe lavarse en frío o porcelana delicada.

Normalmente, los moldes de pastelería se deben lavar con agua templada o fría. La temperatura del lavavajillas es muy alta. También debemos prestar atención a las vajillas con dibujos o grabados, pues pueden ir desapareciendo. Además, no se aconseja lavar las tapas de las ollas a presión (las gomas pueden perder su efectividad), ni porcelana, ni menaje de hierro sin esmaltar.

10. Usar productos abrasivos o no revisar los filtros.

Para limpiar el lavavajillas, lo mejor es seguir las instrucciones del propio fabricante. Controla que los filtros y difusores estén limpios de residuos. Está totalmente prohibido usar estropajos metálicos, lejía o amoníaco pues pueden provocar una avería grave.

11. Dejar el lavavajillas totalmente cerrado cuando nos vamos de vacaciones.

Si vas a tener una temporada el electrodoméstico parado, deja la puerta un poco abierta para que pueda respirar.

Los errores al usar el lavavajillas explicados por Alsako.

Por último, ¿Conocías todos estos errores al usar el lavavajillas?. ¿A partir de ahora sabrás cómo mantener mejor tu lavaplatos?

Like this Article? Share it!

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.